viernes, 9 de marzo de 2012

se baja el cero y no contiene

el amor
también se extingue
junto con los ecosistemas
se consumen los valles, las bestias..
el equilibrio silvestre, las intenciones buenas
el rescate de nuestra distraída conciencia
el azul de los traslucidos cielos se opaca
la humanidad en las venas..
la celula familiar
mientras que al estimulo primero
se practica y propaga
a ciegas, sin compromisos sin distancias lejanas
solo por placer por conveniencia propia
por perversos por pasados de lanza
en todo el planeta
el sexo a secas.

2 comentarios:

  1. La letra violeta ya es virtuosa anunciadora de una vaga e introversa somnolencia, que deja abierto el camino, para la práctica contumaz de esa tristeza solitaria, esa que narras tan precisamente, como si tuya fuera toda, como ese grito que hemos dado alguna noche, para alcanzar a alguien y así evitar que se marche, a sabiendas de que no lo escuchará, a sabiendas de que es apenas un fantasma más de la colección que adentro llevamos...abrazos, mi querida GriCël...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. somnolencia: residuos de la presión que ejerce el tiempo.. sus pocos hombres completos que a porporción de sus meritos va dejando espacios huecos, carcomiendo heroicos actos, humanas posiblidades, imaginaciones que se desocupan en el cerebro del llamado individuo civilizado.. a cambio de una pasión inmadura, vana, temporal e insustentable.

      gracias por tu lectura, interpretacion y comentario..abrazos mi querido Restrepo.

      Eliminar