sábado, 28 de mayo de 2011

las bestias

Y la noche enmudeció en sorpresa,
oyendo hablar a las bestias
empalideciéndose del día
aturdiéndose de gemidos que se ahogaban en letras
pasando del verbo al sustantivo
aquella corriente de viento
que sigilosa rondaba los olfatos del perro y perra
acercaba su poder desde hace tiempo
despejando la luna
para alterar su voyerismo en menguante faceta
dejando penetrar su luz y sombra por la virtual puerta
y las estrellas se convirtieron en ojos parpadeantes
se susurraban entre ellas
todo lo que se decían los animales en la tierra
al momento de coquetearse entre trampas fáciles
para verse caer con los colmillos al aire
y sus garras sujetas a las miradas penetrantes
que no se atrevían a voltearse a ver de otra manera
que no fuera de acompañantes, pero se prestó todo al ataque
y las bestias no dudaron en lamerse su pelajes
cuando se acercaron tanto a reconocerse el olfato
de rapiñeros salvajes, en celo buscando con quien apareaerse.

1 comentario:

  1. EL OLFATO,ES EL SENTIDO MAS AGUDO,LLEGA DIRECTO AL CEREBRO.LAS BESTIAS O SEA NOSOTROS,VIVIMOS EL SEXO GRACIAS AL OLFATO...

    ResponderEliminar